Nuevo test de primer clic para evaluar la usabilidad de tus webs y apps

Ignasi Fernández 9m de lectura

Crear tus propios tests de primer clic es ahora más fácil que nunca con We are testers. Acabamos de reforzar nuestro abanico de soluciones de UX research con el test de primer clic, una prueba cuantitativa fundamental del arsenal de los investigadores de UX/UI para validar la usabilidad de webs y apps. El test de primer clic se une a otras metodologías de pruebas UX de referencia ya disponibles en nuestra plataforma de investigación, como el card sorting, el tree testing o las encuestas UX. ¡Todo en una única herramienta!

¿Qué es el test de primer clic en usabilidad?

El test de primer clic o «first click testing» es un prueba de usabilidad para evaluar la facilidad de uso de un diseño de web, app o cualquier otro sistema interactivo. A través del test de primer clic se pide a los usuarios que lleven a cabo tareas específicas mientras se registra la ubicación del primer clic que realizan en la pantalla. Estas tareas pueden ser tan diversas como escoger el botón adecuado o encontrar la información deseada en pantalla. La información que se obtiene de este primer clic sirve para contrastar la capacidad del diseño para guiar al usuario de forma intuitiva y completar la misión.

¿Para qué sirve el test de primer clic?

El test de primer clic ayuda a mejorar la usabilidad de una web o app de varias maneras:

  • Identificación rápida de problemas: si un número importante de usuarios hacen clic en un lugar inesperado o no encuentran lo que buscan en un plazo de tiempo razonable, es importante revisar el diseño. Cuánto antes se realice el test, menos esfuerzo de desarrollo se habrá puesto en un diseño inadecuado.
  • Ajuste de diseño y disposición de elementos: La ubicación del primer clic puede revelar problemas en la disposición de los elementos visibles en pantalla. Si los usuarios hacen clic en lugares no previstos, los diseñadores UX pueden ajustar la disposición de los elementos para que sea más intuitiva.
  • Mejora de la satisfacción del usuario: Al abordar los problemas identificados a través del test de primer clic, se mejora la experiencia del usuario en general. Un diseño más fácil de usar y comprender aumenta la satisfacción del usuario y reduce la probabilidad de abandono o frustración.
  • Iteración continua: El test de primer clic es una herramienta útil para realizar pruebas iterativas. Después de realizar ajustes en el diseño, se puede volver a realizar el test para evaluar si las mejoras han tenido el impacto deseado en la usabilidad.

Casos de uso del test de primer clic

El test de primer clic se usa en multitud de situaciones:

  • Lanzamiento de un nuevo website o app: en estos casos sirve para verificar que los usuarios potenciales interactúan eficazmente con el diseño de un entorno que no conocían previamente.
  • Rediseño de un website o app: se usa para validar si los usuarios que estaban acostumbrados a un diseño UX específico pueden completar las tareas con la misma o mayor efectividad que antes.
  • Nuevas funcionalidades o páginas: en ocasiones se lanzan nuevas funcionalidades que pueden alterar el «user journey» para completar una tarea y es preciso asegurar que su introducción no genera confusión al usuario.
  • Optimización de tiendas online: cuando la tasa de conversión lo es todo, unos pocos puntos en la tasa de éxito de los usuarios al completar una compra puede ser decisivo. Evaluar la seguridad y la rapidez para completar una compra es una buena forma de asegurar que nada interfiere en el camino de la conversión.
  • Landing pages de campañas de marketing: generar el máximo impacto de una campaña depende también de la usabilidad en la página que recoge las visitas y las encauza hacia los call-to-actions deseados.

¿Cuando hacer un test de primer clic?

El test de primer clic es una metodología fácil de implementar que puede aplicarse en diferentes estadios de desarrollo.

  • Test de primer clic en estadios tempranos de desarrollo. Hay que tener en cuenta que lo que se está evaluando es la capacidad del diseño para guiar al usuario al realizar una tarea. Y para ello, no es necesario que la funcionalidad esté operativa o que los visuales sean definitivos. Basta con testar en qué parte de la pantalla hace clic el usuario para conseguir el éxito, y eso puede hacerse con bocetos o wireframes.  Por eso es frecuente ver tests de clic con Figma, Maze y otras herramientas de diseño similares. Hacer tus tests de clic en esta estadio asegura que puede pasarse a la fase de desarrollo con convicción.
  • Test de primer clic en desarrollos avanzados. En fases posteriores, un test de clic permite comprobar que la ejecución cumple las expectativas y señala mejoras mejoras potenciales de la usabilidad que introducir antes de lanzar.
  • Test de primer clic en webs o apps ya lanzadas. Un aplicativo en producción permite recoger información de los lugares donde hacen clic los usuarios, pero se desconoce cuál era la intención del usuario. Con un test de clic se mide dónde hacen clic los usuarios para completar una tarea concreta.

El test de clic puede realizarse también con tantos diseños alternativos como se desee.

  • Test de primer clic para contrastar un diseño. Se puede organizar un test con usuarios para evaluar un diseño ya escogido y recoger información para mejorarlo.
  • Test de primer clic comparativo. Sería como realizar un test a/b. Este caso es común cuando el equipo de diseño UX tiene dudas sobre la alternativa a escoger entre dos o más opciones de diseño y recurren a una prueba de los prototipos con usuarios para escoger una de ellas.

Resultados de un test de primer clic

Algo que es importante remarcar es que el test de primer clic es una prueba de usabilidad cuantitativa. La métrica más importante es la tasa de éxito, es decir, qué porcentaje de los usuarios han conseguido completar la tarea de forma satisfactoria. Así se recoge una cifra que resulta muy fácil de entender y que es directamente comparable con otros resultados de tests de clic que se pueden hacer en momentos posteriores o para tareas similares.

Generalmente se suele asignar un tiempo máximo a cada tarea. Así se conoce qué porcentaje de los usuarios no han conseguido completar la tarea en el tiempo razonable asignado para ello.

Los tests de primer clic de We are testers permiten además visualizar mediante un mapa de calor los lugares distintos del área de éxito donde los usuarios han hecho clic. De esta forma se recoge información fundamental sobre dónde esperarían encontrar el área de éxito dentro de la pantalla.

La información de los clics se complementa frecuentemente con preguntas para recoger las impresiones de los usuarios a la hora de realizar la tarea, como por ejemplo pedir que valoren el grado de facilidad para escoger el lugar donde hacer clic o que expliquen las razones por las que ha elegido determinado punto de la pantalla.

¿Cómo crear un test de primer clic con We are testers?

Crear tus tests de primer clic con We are testers en pocos pasos es muy fácil:

  • Define lo que deseas conocer. Este paso es previo a la investigación en sí, pero es muy importante para la creación del test. ¿Querrás evaluar una página concreta? ¿todo un proceso? ¿varios prototipos? Debes tener bien claro los aspectos que deseas conocer en el test de clic.
  • Escoge la muestra de usuarios. Nuestra recomendación es que uses un mínimo de 50 usuarios para cada test. Puedes seleccionarlos dentro de tu propia base de datos o acceder a usuarios cualificados procedentes del panel de consumidores de We are testers.
  • Define las tareas. Crea las instrucciones que describen lo que usuario debe conseguir.
  • Carga las imágenes. Sube a la plataforma todas las imágenes que desees, en función de la cantidad de pantallas o tareas que desees testar.
  • Delimita el área de éxito. Selecciona con el ratón la parte de la imagen que deseas considerar como el área de éxito. Los clics que se sitúen dentro de ese área se considerarán exitosos.
  • Establece el límite de tiempo. Si el usuario debe reflexionar demasiado para completar la tarea también resulta negativo en términos de usabilidad. Establece un tiempo razonable para completar cada tarea.
  • Lanza tu test de primer clic y recoge los resultados en pocas horas.
  • Analiza los resultados y toma las decisiones necesarias para mejorar la usabilidad de tu web o app.

Como ves, crear tus propios tests de primer clic es muy fácil. Si necesitas ayuda, nuestro equipo de expertos en investigación estarán a tu lado en todo momento o programarán los tests por ti.

Empieza ya a crear tus tests de primer clic

Con la nueva solución de We are testers, ya puedes crear tus propios tests de primer clic cuando desees. Además, ten en cuenta que se pueden combinar con el resto de soluciones de  investigación UX disponibles en la plataforma. Así podrás crear todo tipo de pruebas UX con una única solución.

Contacta con nuestros expertos para conocer todas las posibilidades. Ellos te ayudarán a empezar a crear tus tests de primer clic con seguridad y confianza.

Fecha de actualización 23 diciembre, 2023

Contacta con nuestros expertos y encuentra cómo llevar tu investigación más allá

Contactar