Test de concepto y test de producto: valida tu idea y minimiza riesgos

Wave Wave Wave

 

Le pones ilusión, esfuerzo y muchas horas de trabajo. A ello se le suma la inversión económica y análisis de costes. Mides variables, analizas a la competencia y estimas el mercado potencial. Te reúnes con varios departamentos. Parece que todo está bajo control y entonces llega el gran día: el producto, idea o concepto por el que tanto has trabajado se lanza al mercado.

¿Y entonces? Si tu producto ha superado la prueba y tiene éxito y aceptación en el mercado, ¡enhorabuena, el esfuerzo ha merecido la pena! Sin embargo, en muchos casos, empresas de todos los tamaños se olvidan de un factor muy importante en este proceso de lanzamiento: testar la aceptación de su producto o idea en el mercado para recoger lo que el futuro consumidor o potencial cliente piensa sobre ese producto. Para que este testeo sea lo más fiel posible a la realidad debe hacerse con herramientas que te permitan tomar el pulso a una muestra representativa de la sociedad que validen, o no, tus hipótesis. Gracias a esta medición no se desatiende las exigencias del mercado y otros factores de negocio y, por supuesto, se minimizan los riesgos asociados a la inversión.

Es en este punto en el que cobra todo su sentido el test de concepto y test de producto, dos metodologías utilizadas en investigación de mercados que miden y evalúan, desde diferentes aspectos, el encaje del concepto, producto o servicio en el mercado; es decir, evalúa si un consumidor estaría dispuesto a comprar o usar determinado producto. ¿Estás pensando en realizar un estudio de mercado de este tipo? En este post te contamos todas sus ventajas y beneficios.

Test de concepto

En el caso del test de concepto, este análisis se lleva a cabo antes de cualquier desarrollo futuro con el objetivo de evaluar las posibilidades de éxito previamente a la propia inversión en su creación.

Este análisis debe dirigirse al público objetivo del futuro producto o servicio a través de técnicas de investigación cuantitativas y cualitativas con las que se recogerán las opiniones de los futuros clientes sobre el mismo: si cubre sus necesidades, su intención de compra, la existencia de productos alternativos, frecuencia estimada de uso…

Una vez que el test de concepto nos ‘da el aprobado’ y estamos convencidos de que las probabilidades de éxito son reales, es el momento de desarrollar las estrategias necesarias (marketing, producción…) para su creación y lanzamiento.

Test de producto

El test de producto es una técnica de investigación de mercado que puede llevarse a cabo durante todo el ciclo de vida del producto, desde el momento previo a su lanzamiento, una vez validada la idea de negocio, hasta su presencia ya en el mercado con el objetivo de identificar oportunidades de mejora e incorporar la voz del consumidor en todas las fases del proceso.

El hecho de poder conocer las opiniones, percepciones y actitudes de los potenciales consumidores sobre nuestro producto supone una gran ventaja competitiva, como hemos comentado anteriormente. Sin embargo, las ventajas de realizar este tipo de test no se limitan a recoger ese feedback de consumidores reales, sino que supone además la oportunidad perfecta para identificar oportunidades de mejora o ideas para hacerlo más atractivo para el consumidor, así como para evaluar cualquier aspecto que tenga que ver con el producto en sí, como sus atributos y funcionalidades, packaging, nombre… En este sentido, además de recoger ese feedback que nos puede hacer ganadores, implicaremos al usuario en su creación, escuchando su voz y aplicando sus aportaciones. Es la oportunidad perfecta para aprovechar el test de producto para desarrollar una estrategia de cocreación, una estrategia empresarial que pone el foco en los clientes y sus opiniones y que ayuda a las empresas a innovar y mejorar sus productos en función de las necesidades y preferencias concretas del consumidor.

Para llevar a cabo un test de concepto o de producto, se pueden utilizar tanto técnicas cuantitativas como cualitativas. En We are testers contamos con una comunidad online de más de 75.000 personas y altamente perfilada con la que validar conceptos o ideas o poner a prueba tu producto, tomando para ello una muestra representativa de la sociedad o el segmento más afín a las características de tu público objetivo.

Para llevar a cabo esta medición, puede hacerse desde diferentes enfoques, tanto desde una óptica cuantitativa con el lanzamiento de un estudio de mercado online a una muestra segmentada de tu público o desde un enfoque cualitativo gracias a la contratación de una comunidad online con la que profundizar en las motivaciones, conocer los porqués y analizar las respuestas de los usuarios.

 

¿Hablamos? Contacta con nosotros en [email protected] o a través de nuestro formulario de contacto.