Estudio de mercado sobre ingeniería genética, ¿a favor o en contra?

Redacción 7m de lectura

Hablemos de ingeniería genética y de la percepción que tenemos sobre este tema. Tan interesante como polémico, hemos querido consultar a nuestros testers sobre este tema. Y hemos recopilado las respuestas de más de 5000 personas en un estudio de mercado sobre ingeniería genética.

¿Qué es la ingeniería genética?

 

La ingeniería genética es la manipulación directa de los genes de un organismo usando la biotecnología para modificar los mismos, ya sea eliminando, duplicando o insertando material genético por medio de las diferentes tecnologías de edición genética.

En las últimas semanas hemos escuchado noticias como la posibilidad real de reprogramar las células madre para erradicar la calvicie, o el exitoso caso de un trasplante de un riñón de cerdo (intervenido genéticamente) a una mujer en estado de muerte cerebral por el cuál, finalmente, pudo sobrevivir.

Veamos qué respuestas arroja nuestro estudio de mercado sobre ingeniería genética.

¿A favor o en contra de la ingeniería genética?

La primera pregunta que hemos lanzado a nuestra comunidad de usuarios/as es si están a favor o en contra de la ingeniería genética. Pues bien, la respuesta denota las dudas que este tema genera.
Un 65,9% se muestra a favor de la ingeniería genética, pero solo en el desarrollo de determinados asuntos; mientras que el 28,2% se muestra totalmente a favor y el 6%, totalmente en contra.

Hay que decir que respecto a los sexos los resultados son similares. 

Y hemos querido desglosar y analizar muy bien las respuestas segmentadas por tramos de edad, para conocer cuál es la respuesta en diferentes generaciones.

Estos son los datos obtenidos:

  • Entre 16 y 25 años el 25% se muestra a favor y el índice alcanza el 68,6% entre los que están a favor, pero con condiciones. Un 6,4% se muestra contrario a este tipo de intervenciones.
  • Entre 26 y 35 años el 32,4% se muestra a favor; el 62,9% entre los que están a favor, pero con condiciones; y el 4,7% es contrario.
    Las personas de este tramo de edad son las que más a favor se presentan.
  • Entre 36 y 45 años el 29% está a favor; un 64,6% están a favor, pero con condiciones; y el 6,4% está en contra.
  • Entre 46 y 60 años el 24,2% se muestra a favor; el 69,4% entre los que están a favor, pero con condiciones y el 6,4% en contra.
  • Entre los mayores de 60 años el 22,2% se muestra a favor; el 69,3% a favor, pero con condiciones; y el 8,4% se define como contrario.

 

Por lo tanto, observamos que las personas más jóvenes y las más mayores comparten ideas similares, con un 24,2-25% que está a favor de este tipo de técnicas, un 68-69,4% que está a favor, pero con limitaciones; y coinciden en un 6,4% que se muestra en contra.

Es curioso que las personas más jóvenes, entre 16 y 25 años, hay un mayor índice de opiniones en contra que entre tramos de edad más mayor.

Los mayores de 60 años registran el índice más alto de personas que se muestran en contra de la ingeniería genética.

Estudio de mercado sobre ingeniería genética - test We are testers

Límites a la ingeniería genética

Ante la pregunta de si habría que establecer ciertos límites al desarrollo de la ingeniería o mutación genética, la diferencia en las respuestas registran 10 puntos de diferencia: el 45,1% afirma que habría que limitar las actividades, mientras que el 51,1% manifiesta que se deberían establecer límites, pero solo para los casos en los que no ofrezcan soluciones a problemas reales, como enfermedades.
Un 3,4% no establecería límites en ningún caso.

¿Justificamos las pruebas en animales?

Según Jordi Vivés, jefe del servicio de inmunología del Hospital Clínico de Barcelona, existe una frontera ética que no se debe traspasar: la alteración de las células germinales del hombre, es decir, no aplicar en humanos la técnica que ha permitido obtener animales transgénicos.

¿Y qué opinamos sobre realizar pruebas en animales con la finalidad de hallar nuevas soluciones a problemas reales del ser humano, como por ejemplo, en el caso de enfermedades?

En este caso las opiniones son más polarizadas: el sí sube hasta el 72,9%, pero un 27,7% de los encuestados se muestra en contra.

Sobre la alteración genética seleccionada en seres humanos

La pregunta más peliaguda ha sido la de si los usuarios están a favor de la dotación “artificial” o genética en los nacimientos, como por ejemplo, en la elección del color de ojos, altura, etc. del bebé.

El 48,5% opina que la ingeniería genética no debería aplicarse en estos asuntos.

43%2 está a favor, pero solo en el caso de que esas acciones vayan dirigidas a la prevención de futuras enfermedades.

El 8,4% desearía poder elegir uno o varios de los posibles atributos del bebé.

Como es de esperar, las respuestas son más negativas en este aspecto cuanta mayor es la edad de las personas que han arrojado sus respuestas.
El tramo de personas de 16-30 años es el que más favor se muestra en la utilización de este tipo de técnicas: un 45,6% afirma que sí le gustaría tener la oportunidad de elegir ciertos atributos si es por razones de prevención de enfermedades; un 9,7% está totalmente a favor; y un 44,7% se define contrario.
Entre las personas de 30-50 años, sube el índice de los que son contrarios al uso de este tipo de técnicas hasta el 48,5%; con un 8,6% totalmente a favor; y un 43% a favor, pero por razones justificadas.

Y en el caso de las personas mayores de 50 años, la opinión contraria sube hasta el 54,4%; las que están a favor son el 4,8%; y un 40,8% se mantiene en el sí, pero con condiciones.

Conclusiones de la encuesta sobre ingeniería genética

Podemos afirmar que estamos a favor de la ingeniería genética, pero con condiciones:

  • Apoyamos el uso de este tipo de técnicas en un 65,9%, pero solo en el desarrollo de determinados asuntos
  • Es muy pequeño el índice de personas que no aplicaría límites al uso de ingeniería genética. Y, en cambio, la mitad de los encuestados opina que se deberían establecer límites, pero solo para los casos en los que no ofrezcan soluciones a problemas reales, como enfermedades. Un 45% de las personas encuestadas cree que las actividades relacionadas con la ingeniería genética deben ser siempre limitadas.
  • Más del 70% de los encuestados se muestran a favor de realizar pruebas en animales con la finalidad de hallar nuevas soluciones a problemas reales del ser humano, como pudieran ser las enfermedades.
  • Casi la mitad de las personas consultadas no está a favor de que la ingeniería genética se utilice para la selección de atributos genéticos en nacimientos. Y un 43,2% está a favor si esa selección está justificada por razones de salud.

¿Cómo hemos obtenido estos datos?

En We are testers contamos con herramientas propias para realizar encuestas a una base de datos con perfiles de todo tipo. Esto hace posible que podamos realizar encuestas y obtener datos sobre cualquier tema. Pero, además, nos permite moldear los cuestionarios tal y como deseemos, consultar a segmentos específicos según necesidades y conocer las respuestas a tiempo real.

No solo eso: tenemos la capacidad de montar las encuestas de una forma ágil, sin tener que pasar por largos procesos de desarrollo.

Tú nos dices qué necesitas y nosotros ponemos la herramienta y te ofrecemos los datos.

Fecha de actualización 2 octubre, 2023

Contacta con nuestros expertos y encuentra cómo llevar tu investigación más allá

Contactar