Consumo de leche y otros productos lácteos: gustos y preferencias

Wave Wave Wave

En los últimos años, el consumo de leche se ha sometido a un intenso y largo debate. Los mitos que circulan sobre los beneficios y perjuicios de esta son cientos, pero… ¿qué opinan los consumidores sobre su consumo? A raíz de los cambios y preocupaciones sociales por temas como el medio ambiente, la producción ecológica o variaciones en los gustos y preocupaciones de los consumidores, los distintos tipos y clases de leche se han multiplicado, creando una extensa oferta, válida para cualquier tipo de público.

Ya sea por cuestión de gustos o intolerancias, las grandes marcas han añadido a su oferta nuevos productos de origen vegetal o sin lactosa que han tenido una buena acogida en el consumo. Por ello, con este estudio de mercado hemos pretendido analizar esos nuevos gustos y consumo de productos lácteos, especialmente relacionados con la leche, preferencias y motivaciones para su consumo. El estudio se ha dirigido a una muestra representativa de 1000 personas y estos son los resultados.

 

Distintos tipos de productos lácteos

En primer lugar, preguntamos a los consumidores por los distintos tipos de productos lácteos que consumen habitualmente, La leche encabeza la lista de preferencias con un 89,8%. Después, el queso y los yogures se llevan la segunda y tercera posición logrando un 76,8% y un 76,4%, respectivamente.

Según los resultados de la encuesta, el cuarto puesto lo ocupa la mantequilla, con un 43,6%. A continuación, vienen los postres; el helado con leche se encuentra en quinto lugar con un 22,7% y le siguen los postres que contienen leche con un 20,8%. Finalmente, los batidos y la nata son los productos menos consumidos por las personas encuestas, que logran obtener un 18,7% y un 17,1%, respectivamente. Un 0,3 de los encuestados ha señalado también que consume otro tipo de producto lácteo no mencionado anteriormente.

 

lácteos

Al tratarse de una pregunta de respuesta múltiple, los porcentajes no se corresponden a un cálculo del 100%.

 

En cuanto a la leche se refiere, las principales razones por la que los encuestados la consumen están muy igualadas. Un primer 33,5% dice consumirla porque cree que es beneficiosa para la salud. Le sigue quienes la compran por su sabor con un 32,5% y, finalmente, con un 30,5%, la tercera razón para su consumo es por tradición al desayunar. Un 1,3% adicional dice consumirla debido a su bajo coste y un 2,2% por otra razón no mencionada anteriormente. Además, según los encuestados, el tipo de leche más consumida es la semidesnatada con un 52,7%, seguido de la desnatada y la entera, que obtienen un 29,5% y un 29,3%, respectivamente. Finalmente, la menos consumida por las personas encuestadas es la leche sin lactosa con un 14,6%.

 

Marcas

Con la intención de observar qué marcas eran las primeras en las que el público piensa, sometimos a las personas encuestadas a un top of mind de marcas de leche. A continuación, podemos encontrar un ranking de las 10 marcas más mencionadas en los resultados del análisis:

 

top of mind

 

Además, analizamos también la notoriedad sugerida, dónde el público encuestado pudo expresar, en base a una lista de marcas dadas, cuáles eran las marcas que conocía y consumía habitualmente. En primer lugar y según los resultados, las cinco marcas más conocidas fueron: Central Lechera Asturiana (88,6%), Puleva (85,7%), Leche Pascual (85%), Hacendado (81,5%) y Kaiku (79,3%). Sin embargo, cuando preguntamos por el consumo de ellas, algunos de los resultados varían. En orden de preferencia, las marcas más consumidas por las personas encuestas son: Central Lechera Asturiana (37,6%), Hacendado (32,9%), Leche Pascual (21,8%), Puleva (19,2%) y finalmente, Carrefour con un 9,7% del porcentaje total, lo que hace que Kaiku se quede fuera del top 5 de marcas consumidas.

 

Origen natural VS. Origen vegetal

Acerca de las alternativas vegetales a la leche de vaca que han surgido en los últimos años, un 45,6% de los encuestados dice no haberlas probado, matizando que querrían o estarían dispuestos a hacerlo. Por otro lado, un 33% reconoce haberlas probado. Finalmente, un 21,4% asegura no estar interesado en probar dicho producto. En cuanto a la percepción que tiene el público sobre este tipo de productos, un 37,1% de las personas encuestadas declara que prefiere la leche de vaca tradicional frente a las alternativas de origen vegetal. También existe un 36,1% que afirma no gustarle la leche vegetal, pero que piensa que es una buena alternativa a la leche tradicional. En último lugar, un 26,8% entiende la leche vegetal como una opción más saludable y un completo sustituto a la leche de vaca.

Entre las personas encuestadas que dicen haber probado, y que consumen habitualmente, la leche de origen vegetal, un alto 57,4% se decanta por la leche de soja. Seguido de esta se encuentran las leches de almendras y avena, con un 49% y un 41%, respectivamente. En cuarto lugar se posiciona la leche de arroz con un 15,3%. A continuación, se encuentran la leche de coco que obtiene un 13% del total y la leche de avellanas que logra un 8,7%. Finalmente, en la cola de la lista se posicionan la leche de nueces y la de sésamo, con un 6,3% y un 1,2%, respectivamente. Un 2,1% de los encuestados declara tomar otro tipo de leche de origen vegetal, distinto a las anteriores.

 

leche vegetal

 

Tendencias

La existencia de productos lácteos fortificados ha crecido de manera exponencial en los últimos años. Las propiedades que estos alimentos pueden poseer son muy variadas y están abiertas a todo tipo de gustos y preferencias. Según un 26,4% lo más importante es que esas propiedades nutritivas regulen la flora intestinal, seguido de prácticamente el mismo porcentaje que piensa que lo esencial es que posean Omega3 (26%), un nutriente que tiene como beneficios la salud cardiovascular o la prevención de enfermedades. En tercer lugar, un 20,7% del total opina que es de vital importancia que los nutrientes cooperen en la reducción de colesterol.

Después, la opción más votada es la de la posesión extra de proteínas, que es apoyada por un 17,7% de los encuestados. Por último, solo un bajo 1,5% de los encuestados prefiere que posea propiedades estimulantes. Un 7,7% adicional apuesta por otra propiedad distinta asociada a los productos lácteos, no mencionada entre las anteriores.

 

lácteos enriquecidos

 

Otro tipo de producto que se ha convertido en tendencia son los cafés fríos que vienen preparados para tomar al instante, una novedosa alternativa que ha conquistado las neveras de muchos. Un 23,9% de las personas encuestadas consideran el producto una elección fácil y rápida, ideal para el día a día. Sin embargo, y a pesar de su éxito de comercialización, el 39,7% del público encuestado piensa que se trata de una opción interesante para una situación concreta, pero no para el consumo diario. Por otro lado, se encuentra un 18,7% del público que se posiciona en contra de estos y que niega comprarlos. Finalmente, el 17,7% restante explica preferir una taza de café caliente, matizando que estaría dispuesto a probar estos cafés fríos listos para el consumo.

Respecto a la pregunta de si los usuarios consumen habitualmente algún tipo de yogur preparado para tomar en cualquier parte y que contienen muesli, fruta u otro tipo de complemento, un 62,5% del total dice si hacerlo, mientras que el 37,5% restante no. Los factores decisivos para su compra, según el público encuestado, son: principalmente, el valor nutricional con un 32,3%, el precio del producto (23,7%), el hecho de que llame la atención visual del consumidor (19,8%), la marca (17,8%) y finalmente el tipo de envase con un 6,4% del porcentaje total.

En cuanto a cuestiones de salubridad, el porcentaje de quienes piensan que es un producto sano e interesante empata prácticamente con quienes dicen que puede serlo siempre y cuando no se abuse de ellos. Los primeros suman un 40,1% mientras que los segundos obtienen un 39,9%. El 20% restante prefiere un yogur sin complementos ni aditivos.

 

A petición propia

Finalmente, preguntamos a las personas encuestadas por algún tipo de producto lácteo que les gustaría probar y que no conocieran hasta el momento. Al tratarse de una pregunta de respuesta abierta, algunas de las opciones se mencionaron en repetidas ocasiones. En orden de mayor demanda, con un 39,3% un gran porcentaje de personas expresaron que querrían encontrar más yogures con complementos y aditivos distintos como, por ejemplo, chía, frutos secos o más fruta fresca. El segundo porcentaje más alto, exactamente el 26,5% de los encuestados, expresó el deseo de encontrar una mayor variedad de cafés y bebidas listas para el consumo. Entre las sugerencias encontramos opciones muy variadas como batidos, productos con leche de origen vegetal y también productos que contengan avena.

Por otro lado, el Kéfir también ha sido una de las opciones más mencionadas, que fue apoyado por un 11,4% de las personas que participaron en la encuesta. En cuarto lugar, los productos o postres que contengan queso se llevaron, aproximadamente, el 10% del porcentaje total. A continuación, con un apoyo del 8,2%, postres como la cuajada, el arroz con leche o las natillas se posicionan en quinta posición. Por último, el sexto lugar es ocupado por quienes respondieron que querrían encontrar distintos tipos de helado. Estos se quedan con un 4,6% del total.

En el siguiente vídeo se muestran algunos resultados del análisis realizado para el test ‘Comodidad en la palma de la mano’:

 

 

¡CONTÁCTANOS!

Si te ha interesado el estudio, tienes alguna sugerencia o crees que la información puede ser útil para tu negocio, escríbenos a [email protected] y cuéntanos tus impresiones o necesidades. Podemos ayudarte con información complementaria o nuevos datos que respondan a tus necesidades concretas.