Seleccionar página

La subida de precios de los productos alimentarios es el doble de la real para la población vasca

Wave Wave Wave

A pesar de que el incremento del IPC en los últimos meses es inferior al 10% (9,8% en marzo y 8,4% en abril), las personas consumidoras del País Vasco perciben que la subida en el precio de los productos de alimentación ha sido notablemente mayor, situándola muy cercana al 20% (19,8%). Así lo revela el estudio ‘Impacto del IPC en los hábitos de compra y consumo de los consumidores vascos’, elaborado por el Observatorio Estratégico de BASQUE FOOD CLUSTER junto a WEARETESTERS.

La información utilizada en el estudio se extrae de la encuesta realizada en abril a un total de 400 personas residentes en la Comunidad Autónoma del País Vasco, con una edad comprendida entre los 25 y los 69 años.

Casi la totalidad de las personas encuestadas (95%) asegura haber notado la subida del IPC en los últimos meses. Un porcentaje muy similar (94%) aprecia este incremento de precio en los productos de alimentación. Situándose por encima de quienes lo observan en el coste de transportes y combustibles (71%) y de la vivienda (70%). Si se les pregunta cuánto perciben que se ha incrementado el precio de los bienes de consumo, la ciudadanía lo cifra en un 19,8%. Un dato que, sin embargo, difiere hasta en 10 puntos porcentuales de la cifra que arroja el Observatorio de Precios de la OCU, que se sitúa en un 9.4% de media en el mes de abril.

A la hora de llenar la cesta de la compra, el mayor impacto se percibe en el precio de los aceites, por delante de las frutas y hortalizas, el pescado y la carne, por este orden. Las personas encuestadas no prevén grandes cambios en sus niveles de consumo en los productos básicos. Aunque 4 de cada 10 reconoce que el incremento de precios le hará pensárselo dos veces antes de comprar platos preparados, snacks o bebidas alcohólicas, en el caso de las conservas o el chocolate, 3 de cada 10 personas consultadas racionalizarán sus decisiones de compra.

 

A pesar de que el aceite y los productos frescos son las categorías donde más se perciben estas subidas, no se prevén cambios notables en sus hábitos de compra.

 

Preferencia por el supermercado

En cuanto a la elección del establecimiento para hacer la compra, los consumidores y consumidoras vascas se siguen decantando por el supermercado. Seguido del hipermercado y del comercio tradicional. No obstante, aproximadamente un tercio de las personas encuestadas dice haber modificado el lugar donde venía realizando la compra como consecuencia del aumento de precios.

Precisamente, los citados establecimientos son también los más beneficiados en este sentido. El supermercado pasa de ser el lugar preferido para el 62% a serlo para el 82% de los encuestados; el hipermercado, del 49% al 54%; y el comercio tradicional, del 27% al 42%. Por el contrario, los comercios que más negativamente afectados se ven son las tiendas especializadas (del 14,3% al 13%). El comercio online y los mercados de abastos, por su parte, presentan similares crecimientos, en torno al 3%.

 

El precio gana a la amplitud de gama como criterio de elección de la tienda en la que comprar, que sigue siendo el supermercado de cercanía.

 

Crece la importancia del precio y de las promociones

La cercanía sigue siendo el factor principal de elección del establecimiento para comprar. Sin embargo, el precio se posiciona como segundo aspecto más buscando. Desbancando así la posibilidad de hacer la compra completa en un mismo sitio, factor muy valorado durante la pandemia. Esta razón explica también la diversificación y ampliación en la elección de distintos tipos de establecimientos.

El precio y la promoción han visto aumentada significativamente su importancia en los últimos meses para la población del País Vasco. Así, crece un 10% el número de personas que deciden sus compras en función del precio, del 49% al 59%. De forma idéntica aumenta el peso de las ofertas y promociones. Convirtiéndose en el principal factor de elección para el 42% de la población (antes, lo eran para el 32%).

En las previsiones a futuro de la sociedad vasca se percibe preocupación dividen entre quienes creen que se tardará de 1 a 3 años en volver a la situación anterior (31%) y quienes consideran que los precios ya no volverán a ser los de antes (37%).

 

Sobre BASQUE FOOD CLUSTER

BASQUE FOOD CLUSTER trabaja para mejorar la competitividad de las empresas de toda la cadena de valor de la alimentación vasca. Con una base societaria compuesta actualmente por más de 120 compañías, organizaciones y entidades entre las que se encuentran las firmas líderes de cada subsector, la organización se ha consolidado como el agente de referencia de la alimentación en Euskadi y el principal interlocutor entre el tejido empresarial y las instituciones. Entre sus objetivos estratégicos destaca el apoyo a las empresas del sector promoviendo y dinamizando la cooperación y el desarrollo de proyectos compartidos de alto valor en materia de desarrollo de mercado, innovación tecnológica e innovación no tecnológica, conocimiento y relación con el consumidor, así como atracción y fidelización del talento.