Seleccionar página

Estudio sobre concienciación ambiental e impacto en hábitos de consumo

Wave Wave Wave

La preocupación por el medio ambiente cada vez es mayor pero ¿están cambiando por ello nuestros hábitos de consumo? Para que los seres humanos nos podamos seguir desarrollando es vital que vivamos en armonía con el medio ambiente, cuidándolo y ayudándolo a recuperarse después de años de intensa explotación. Factores como la contaminación atmosférica, el uso innecesario de plásticos o el simple hecho de arrojar basura al suelo, perjudican gravemente al ecosistema. Según un artículo publicado por RTVE el cambio climático afecta ya al 68,5% de los españoles, esto es, a 32 millones de personas.

Conscientes del daño que se le hace a la naturaleza, muchas personas han comenzado a cambiar sus hábitos en pos de ayudar a la conservación del medio.  Comprar productos no perjudiciales para con el medio ambiente o la utilización de coches eléctricos entre otras muchas acciones, ayudan considerablemente. Un informe del ministerio para la transición ecológica y reto demográfico expone que la contribución de España a las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la Unión Europea fue del 6,4% en 2020.

Este cambio se puede ver reflejado en diversos hábitos de la vida cotidiana y cada día la sociedad es más consciente de la importancia que tiene el medio en nuestra forma de vida y la calidad de esta. Para conocer en más profundidad los hábitos de consumo relacionados con la concienciación medioambiental orientada al consumo responsable, hemos preguntado a más de 5.000 hogares españoles sobre esto.

 

Ámbitos de cambio

El 69,2% de los usuarios declara que sí ha cambiado sus hábitos de consumo debido a la concienciación ambiental o por la preocupación del medio ambiente. Por otro lado, aunque el 30,8% haya dicho que sus hábitos no se hayan visto modificados por las razones anteriormente descritas, hay que incluir a una gran mayoría que no han cambiado porque ya eran conscientes de la importancia de esto desde hace mucho tiempo, practicando hábitos que ayudan al medio ambiente desde hace varios años.

El problema global que más preocupa a los hogares españoles es el cambio climático con un 73,9%, seguido por la contaminación del aire (62,9%) y la del agua (62,3%). Otros factores que les preocupan son la extinción de las especies animales (54,15%), la generación de basura no biodegradable (50,30%) y el agotamiento de recursos no renovables (45,82%). Cabe destacar que el problema que menos les preocupa es la generación de basura espacial con 17,30%, seguramente porque lo vean como un problema secundario y lejano todavía.

Los tres principales ámbitos que han cambiado los hábitos de consumo debido a la concienciación medioambiental o consumo responsable son: el hogar, con el 76,34%; el social, con el 64% y el alimentario, con el 61%. Seguido por el transporte 44,8%, la belleza y la cosmética 40% y la moda con un 16,8%. Situándose en último lugar está el ámbito de las donaciones o participaciones solidarias a través de ONGs o grupos de compromiso social suponiendo solo el 16,8% de todos los cambios 

 

El problema global que más preocupa a los hogares españoles es el cambio climático con un 73,9%

 

  • Hogar

En el ámbito del hogar los principales cambios que realizan los hogares orientados al consumo responsable son: tratar de controlar el gasto de la luz a través de diversas maneras (83,98%); un uso responsable del agua (83,20%); e incorporar el reciclaje en los diferentes aspectos del hogar, desde la reutilización de envases hasta darle una segunda vida ciertos objetos (83,59%).

  • Social

En lo social destacan el mantenimiento de las calles limpias no arrojando nada al suelo y depositando la basura en su correspondiente contenedor (85,62%); el evitar el uso excesivo de plásticos en general (79,10%); y la compra de los productos que únicamente se vayan a utilizar para consumir (71,89).

  • Alimentación

Muy parecido al consumo social, el ámbito de la alimentación también aboga por la disminución del uso de plásticos (81,5%) y la compra de alimentos que se vayan a consumir solamente (73,47%). Destacando la disminución de la compra de los alimentos ultra procesados sustituyendolos por productos artesanales, bios y/o ecológicos (65,2%)

  • Transporte

El transporte destaca por cambios que se llevan años practicando por gran parte de la población. Siendo los cambios más destacables el uso de transporte alternativos al vehículo privado, como pueden ser el autobús, el tren, el metro o la bicicleta (74,1%); la reducción del número de viajes en vehículos a motor (65,68%); y la conducción eficiente en un intento de reducir las emisiones de carbono (40,95%).

  • Cosmética y belleza

Los principales cambios que han realizado los hogares españoles en el ámbito de la cosmética y la belleza han sido la utilización de productos que no han sido testeados en animales (78,25%); el uso de envases de productos que sean responsables con el medio ambiente (63,60%); y el empleo de productos cosméticos ecológicos certificados para el cuidado (52,01%).

  • Moda

En la moda, destacan la modificación o reutilización de prendas (61,82%), la compra de marcas que fomentan el bienestar medioambiental y/o marcas que trabajan con materias primas sostenibles (57,23%); y la compra de artículos de segunda mano a través de plataformas como Wallapop, Milanuncios, Vinted, Ebay… o en tiendas físicas especializadas en compraventa de ropa de segunda mano (55,12%)

  • ONGs y grupos de compromiso social

Por último, el ámbito de las donaciones o participaciones solidarias a través de ONGs o grupos de compromiso social, son reseñables la creación y distribución de contenido en favor de diversas causas sociales (59,48%), la donación de un porcentaje de los ingresos a alguna ONG (56,40); y la participación como voluntario en diferentes eventos que organizan diferentes grupos de compromiso social.

 

5-ambitos-que-cambian-por-consumo-responsable

 

La mayoría de los hogares españoles ve con desconfianza el futuro de aquí a 30 años, ya que los resultados arrojan cierta tendencia pesimista en lo que respecta al medio ambiente y la conservación del planeta. El 59,85% cree que la temperatura global habrá subido en gran medida, y el 49,95% cree que también lo harán los niveles del mar. Por otro lado, el 50,66% dice que un gran número de especies animales y plantas se habrán extinguido y el 47,60% opina que muchas zonas que en la actualidad son verdes se habrán desertizado. Solo el 17,9% es optimista de cara al futuro. Declaran que poco a poco la situación medioambiental y los problemas ambientales habrá mejorado, ya que cada día son más las personas conscientes de la importancia del medioambiente.

Las claves para generar una mayor concienciación medioambiental según las personas que han participado en el estudio son: la educación medioambiental en centros educativos (73,25%); las inversiones en energías renovables (67,33%); la imposición de beneficios o multas fiscales a grandes empresas (61,19%); los incentivos al reciclaje en el hogar (60,92%); la visibilidad que los medios dan a los problemas medioambientales (46,73%); y la proactividad social (39,98%) entre otras claves.

Está claro que el medio ambiente se ha convertido en una pieza fundamental no solo en la agenda social si no en política y en la empresarial también. Pequeñas acciones como la disminución del uso de plásticos en general o la reutilización de objetos proyectan un futuro en el cual el cliente consciente del valor del medio abogará por productos y servicios que sean justos con la naturaleza.