El lugar que tu marca ocupa en la mente del cliente: percepción y posicionamiento

Wave Wave Wave

Da igual que seas grande o pequeño, si tienes una marca necesitas posicionarla en la mente de tus clientes. Así, cuando les surja una necesidad concreta que tú puedas resolver, te elija frente a tus competidores.

El proceso de construcción de una marca es complejo y está vinculado a todo el conjunto de acciones, relaciones e interacciones que se establecen entre ellas y sus stakeholders.

No solo tiene que ver con cuestiones estéticas o de imagen, sino que se relaciona íntimamente con el conjunto de valores que la marca transmite, las sensaciones que provoca y las reacciones que genera entre su público objetivo.

Construir y posicionar una marca es un proceso permanente que se asocia a la evolución y crecimiento propio de la marca, y que se apoya en la comunicación como principal herramienta estratégica.

En un mercado saturado por la presencia de productos y servicios cada vez más homogéneos, resulta crucial ser capaz de transmitir nuestras ventajas competitivas y hacerlo en un contexto y de una manera que sirva para, verdaderamente, conectar directamente con nuestros clientes. Pero… ¿somos conscientes como empresa de cuáles son esos valores? ¿coinciden con la percepción que tiene el consumidor? Hablemos sobre ello.

Test de marca

Para conocer el nivel de notoriedad y la percepción que tienen los clientes finales sobre tu marca, o sobre la competencia, un recurso muy eficaz es la realización de un test de marca.

Gracias a esta metodología, basada en un cuestionario de preguntas abiertas y cerradas, podremos conocer el nivel de notoriedad de tu marca, analizando el top of mind, recuerdo espontáneo o recuerdo sugerido; las motivaciones de los clientes para su consumo, así como los frenos, valorar diferentes atributos o la capacidad de prescripción que genera esta marca entre los consumidores. Además de estos puntos, en definitiva, el test de marca te ayuda a validar o descartar los elementos clave de tu propuesta de valor para, una vez definidos y validados, comunicarlos a los cuatro vientos.

Y para que todo tenga sentido, la estrategia de comunicación tiene que obedecer tanto a ese estudio previo como a la estrategia empresarial, ser coherente con la misma e ir de la mano. Solo así se logra transmitir con sinceridad y, por lo tanto, se puede conectar con el cliente potencial aumentando las posibilidades reales de que te elijan. Dicho de otro modo, si una marca logra comunicar el conjunto de ventajas competitivas reales junto con los “intangibles” o valores que transmite generando una percepción positiva, entonces logrará “posicionarse” en la mente del consumidor convirtiéndose en su opción preferida.

Josu Rodrigo, COO de We are testers.

 

¿Te has planteado realizar un test de marca para medir tu posicionamiento? ¿o quieres saber qué lugar ocupa una marca de tu competencia en la mente del consumidor? ¡Contáctanos en [email protected] y te informaremos sobre las posibilidades de nuestro Test de Marca para ayudarte a conseguir tus objetivos!