Una encuesta es una técnica de recogida de información, mediante la aplicación de un cuestionario o test a un grupo reducido de personas.

Normalmente se piensa que hacer una encuesta es una tarea ardua y complicada, y se tiende a contratar los servicios de empresas de investigación para que se encarguen de esto. No obstante, queremos desmitificar esta idea y para ello os queremos mostrar cómo esta labor puede ser muy sencilla y rápida, siguiendo estos 3 sencillos pasos para hacer una encuesta.

  • Definir qué quieres evaluar (objetivo). Realiza una reflexión sobre qué necesitas conocer para mejorar tu oferta de productos y servicios, y vender más.

Si por ejemplo en tu negocio estáis valorando lanzar un nuevo producto al mercado, quizás podrías realizar una encuesta donde los objetivos serían: conocer la aceptación del nuevo producto, conocer los gustos de los consumidores, conocer lo que estarían dispuestos a pagar por él y ver qué demanda podría tener.

  • Diseñar el cuestionario (preguntas). Una vez definidos los objetivos, se procede a identificar la información y opiniones a recolectar para así diseñar la encuesta.

Si el objetivo es el de conocer la demanda y aceptación de un nuevo producto, la información a recopilar tendría que ir enfocada a preguntar por las intenciones de compra de los consumidores, la frecuencia con la que los compran, qué preferencias tienen frente a otros similares, el gasto medio que realizan al comprar productos similares, etc.

  • Elegir los criterios de segmentación (público objetivo). Y por último y no menos importante, es necesario definir quiénes te gustaría que te contestasen a la encuesta.

Para ello tendrás que reflexionar sobre el grupo de personas que necesitan lo que ofreces y, por esa razón, serán más propensos a comprar tus productos o a contratar tus servicios. Los criterios que te ayudarán a definir tu público, pueden ser por ejemplo: rango de edad específico, sexo, lugar de residencia, poder adquisitivo, estructura familiar, etc.

Esperamos que te haya servido de ayuda y te animes a crear y lanzar tus propias encuestas a tu público objetivo, para que de esta manera descubras de primera mano por qué son importantes las opiniones de tus clientes y cómo pueden beneficiar a tu negocio.

Si quieres conocer más sobre esto, puedes visitar esta página