Escuchar es un arte, pero sobretodo interpretar lo que la gente te quiere decir cuando te habla o escribe. Queremos desvelarte unos sencillos pasos a seguir para que aprendas cómo ganar dinero escuchando a tus clientes. Porque todos tienen siempre algo importante que contarte.

A día de hoy el mercado es altamente exigente y complejo, por lo que escuchar a tu cliente, te brindará información muy útil para diseñar estrategias enfocadas a un público específico; tomando mejores decisiones de venta e incluso captando nuevos clientes.

Vendemos mejor en la medida en que conocemos y ganamos la confianza de nuestro cliente. Para ello hemos tenido que escucharlo y entenderlo en un primer momento.

La comunicación es un modo de intercambio de información bidireccional que debes establecer con los clientes, teniendo siempre una escucha activa. De esta manera entenderás todas sus necesidades y aprenderás a venderles y atenderles mejor. Pero no solo hay que estar atento a lo que nos dicen, sino también a los que no nos dicen. Hay que ser empáticos y ponerse en el lugar del cliente, y muchas veces pensar con el cliente.

A continuación te presentamos una serie de puntos que te ayudarán a poner en práctica una escucha activa con tu cliente:

  1. Haz encuestas de manera semestral o anual, para recabar información sobre tu negocio, qué les gustaría que se mejorase y sobre el trato que viene recibiendo.
  2. El tiempo es oro, por lo que opta por elaborar cuestionarios que sean lo más sencillos y dinámicos posible, para no quitarle mucho tiempo a tus clientes.
  3. Comunica los resultados obtenidos a tus clientes, para que ellos se sientan escuchados y que vean que valoras su opinión.
  4. Más importa que escuchar a los clientes, es entenderlos. Busca entender los porqués de su feedback: porqué te comentan más unas cosas frente a otras, que funcionalidades u ofertas te están pidiendo, porqué utilizan (o no utilizan) el producto de determinada manera, etc.
  5. Implementa los cambios. Es importante que tus clientes vean que no solo les escuchas, sino que además implementas las recomendaciones que te sugieren.

 

Si quieres conocer cómo puedes poner en marcha estos sencillos pasos, pásate por aquí